"I don’t know how she does it" by Allison Pearson

Snif, jajaja, snif, jajajaj. . . aún sufro de las consecuencias de haber leído este libro. Algunos de ustedes han de haber visto la película basada en él o por lo menos saber que existe, ya que está protagonizada por Sarah Jessica Parker. Si no la han visto, se las recomiendo, es una comedia ligera con toques dramáticos y uno cree que es una buena historia ficticia . . . hasta que lo vive en carne propia!

Como siempre pasa, primero vi la película y luego me enteré que existía un libro! sin embargo, cuando me di a la tarea de buscarlo, no lo encontré en las librerías de México porque, (hay que decirlo) APESTAN! Así que el buen amigo Ibrahim, me lo trajo de Estados Unidos ahora que se fue de gira artística por aquellos lares.

La obra comienza con la definición de Juggle (Hacer malabares) según el diccionario de Oxford. Pero como nosotros hablamos español, consultemos lo que dice la RAE al respecto. Los juegos malabares se definen como Ejercicios de agilidad y destreza que se practican generalmente como espectáculo, manteniendo diversos objetos en equilibrio inestable, lanzándolos a lo alto y recogiéndolos, etc.” y yo estoy segura, que muy pronto, la misma Real Academia Española de la Lengua decidirá incluir como sinónimo a ese verbo “Ser mamá trabajadora”. (Usted verá que así será y se acordará de mí! jejeje)

La historia se centra en la vida de Kate Reddy, 35 años, casada con Richard (arquitecto, trabajo poco demandante), con 2 hijos (Emily de 5 y Ben de 1) y es una de las pocas mujeres que ocupa un puesto importante en Edwin Morgan Forster (EMF), empresa dedicada al manejo de fondos de inversión y localizada en la City (Sector Financiero de Londres). Ya sabemos que uno de los grandes temas actuales es la inequidad de género que existe en el sector laboral (y en muchos otros), y esta brecha se hace aun más grande en el sector financiero (Been there, done that, got the T-shirt como diría mi compadre Juan Carlos), por lo que no es entendible ni bien visto que se tenga concesiones con las mujeres sólo por ser mamás (Ni que fuera para tanto!). Pues bueno, este dilema es con el que tiene que lidiar nuestra protagonista, ya que debe viajar constantemente al extranjero para cerrar tratos con clientes y por lo tanto, el tiempo con sus hijos es muy poco, lo cual hace que dependa de Paula, la niñera, casi como depende del aire para respirar.

Esta falta de atención a su familia por cuestiones de trabajo, hace que Kate sueñe constantemente con que es juzgada en la Corte de la Maternidad, donde la acusan de ser mala madre, al contar con evidencias tales como: dejar a sus hijos por irse a trabajar aun cuando estaban enfermos; no saber los gustos de sus hijos o no llevar comida casera a los festivales escolares (ejem, ejem).

A lo largo del libro, Kate se pasa cuestionando si ¿Ser buena madre se contrapone con el trabajo?, ¿No trabaja acaso para darles una mejor vida a sus hijos que la que ella tuvo?, ¿Es posible equilibrar la vida laboral y familiar? ¿Qué pasa con su desarrollo profesional?, ¿Qué hace con la culpa?, etc., etc., etc.

Un pasaje gracioso que me permito transmitirles, es el que sucedió en una junta dentro de la empresa, cuando un directivo tiene que retirarse porque prometió ir a un festival donde su hija iba a bailar, y obvio todos lo toman por un hombre sensible, buen padre de familia (AND THE FATHER OF THE YEAR AWARD GOES TO . . .), y sin embargo, como bien reflexiona Kate, si ella llegara a hacer lo mismo, la tacharían de irresponsable, poco comprometida con su trabajo y demás improperios! (otro punto de inequidad!!!!!)

Como bien dicen, cada libro significa algo diferente para la persona que lo lee, porque depende del momento en el que se encuentra en su vida. A veces uno se identifica con el protagonista y cree que se basaron en su historia para escribir el libro; en otras ocasiones, sólo es un mero medio de entretenimiento sin provocar algo más en su interior. En lo particular y como lo mencionaba al principio, reí, lloré, reí, lloré, reflexioné, reí, lloré y me sentí más que identificada con Kate (excepto que yo no trabajo, ni vivo en Londres, ni visto Armani jeje). Creo que es un libro que toda mamá trabajadora debe leer, ya que es bueno saber que, aunque sea ficción, no somos las únicas que creemos que nos volveremos locas al hacer malabares con el trabajo, hijos, casa, esposo; y además, invita a la reflexión (frase dominguera) sobre el peso específico que hay que darle a cada aspecto en nuestras vidas y cómo afectan nuestras decisiones a quienes nos rodean.

Dentro de mi escala subjetiva, le doy 4 estrellas y media y quien quiera leerlo, se lo presto (Está en inglés).

Les dejo además mi sugerencia de soundtrack para el libro y la liga donde pueden escucharlo http://8tracks.com/mayelafb/i-don-t-know-how-she-does-it:

Crazy – Gnarls Barkley
That I would be good – Alanis Morissette
Price Tag – Jessie J
Guardian – Alanis Morissette
Mother Mother – Tracy Bonham
Gone Gone – Grey Revell
London Calling – The Clash
I’m with you – Avril Lavigne


Ahora leeré el libro que escribió JK Rowling bajo el pseudónimo de Robert Galbraith, “The Cuckoo’s Calling”. Saludos!

2 comentarios sobre “"I don’t know how she does it" by Allison Pearson

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: