"La historia del loco" por John Katzenbach

Se ha preguntado usted mi asiduo lector, ¿Qué pasaría si todo su entorno realmente no existiera y fueran sólo alucinaciones originadas por una enfermedad mental?, ¿Se imagina?, igual y yo no estoy realmente escribiendo un blog sobre reseñas, y estoy en un manicomio inventándome una vida y diciéndoles a todos que mi nombre es JK Rowling y que soy una escritora famosa que en sus ratos libres, escribe reseñas . . . ¡Qué miedo! Pues algo parecido le llega a suceder a Francis, el protagonista del libro, cuando decide escribir parte de lo que vivió en el Western State Hospital donde fue internado por querer matar a su familia, porque sus voces así lo ordenaban (sí, igual de loco como cuando yo hablo con las ardillas).

Yo siempre he dicho que la locura es necesaria para mantenernos cuerdos en este mundo, pero una locura por así decirlo “sana” (jajaja, ¿Es eso posible?). Pero, ¿Qué pasa por la cabeza de alguien que de verdad sufre de trastornos mentales?, ¿Cómo puede vivir así? (¿Se vive o se sobrevive?), ¿Se reconoce uno loco o lo reconocen los demás?. Estas y demás preguntas, pueden ser resueltas por su psiquiatra más cercano.

Toda esta filosofía psiquiátrica existencial, surge al leer este libro (que por cierto, fue regalo de mi amiga Lix), que como su título lo indica, es narrado por un paciente esquizofrénico. Y bueno, aunque resulta interesante conocer el punto de vista de alguien que escucha voces en su cabeza y su relación con los demás pacientes que sufren de trastornos diversos, lo esencial en la historia es ver cómo sin querer queriendo, se vuelve auxiliar en una investigación que se lleva a cabo dentro del hospital debido al asesinato violento de una enfermera.

Pero vayamos paso a pasito, como comentaba anteriormente, nuestro protagonista Francis (Pajarillo, como también es conocido), es esquizofrénico y es internado por su familia. En el hospital, conoce a Peter, el Bombero, quien realmente no está loco, sino que es internado debido a que le realizarán una evaluación psiquiátrica ya que incendió una iglesia, provocando la muerte de una persona, y dejando a otras heridas. Pajarillo apenas se va acoplando a lo que será su nuevo hogar de forma indefinida, cuando una noche, asesinan de forma violenta a una enfermera,  a la cual degüellan, le cortan las falanges, y otras atrocidades . . (iuuuuu!). El presunto responsable (Larguirucho), es un compañero de cuarto de Francis, quien siempre acusaba a todos de ser el demonio, sin embargo, en la noche todos los cuartos son cerrados con llave, por lo que sólo alguien externo pudo haber abierto la puerta para dejar salir a Larguirucho. La razón por la que resultó acusado el pobre hombre en cuestión fue porque tenía sangre en su playera, sin embargo, el rastro de la misma no era consistente con el asesinato. (Según mis conocimientos de criminalística adquiridos por ver programas como CSI, Criminal Minds, La Ley y el Orden, etc., su ropa debería estar salpicada de sangre y el rastro encontrado pareciera sólo por contacto o transferencia, ¡Qué taaaal!).

Al estar en el mismo cuarto, Larguirucho comentó a Francis y a Peter a media noche, que había recibido la visita de un ángel que le había dicho que el mal ya se había combatido y que ya no tenía nada de qué preocuparse, esto hizo que Pajarillo y el Bombero salieran a averiguar de qué hablaba su compañero y es cuando encontraron a la enfermera muerta.

Los administradores del hospital encontraron coherente que se acusara a Larguirucho del asesinato, sin querer averiguar más a profundidad sobre los acontecimientos ya que no les convenía que se cuestionara la forma en la que dirigían la institución. Peeeeeeeeero, no contaban con que la noticia se propagaría atrayendo a la fiscal Lucy Jones, quien estaría encargada de investigar el asesinato, ya que el MO (Modus Operandi, otro término adquirido gracias a la series antes mencionadas jaja), era  similar al de otros asesinatos llevados a cabo con anterioridad en la zona.

Lucy solicita la ayuda de Peter y Francis para la investigación, ya que ellos encontraron el cuerpo de la enfermera, además que El Bombero tenía experiencia en trabajos de investigación, y Francis . . . tenía la visión de alguien que sufre de una enfermedad mental y por lo tanto, pudiera tener un punto de vista particular sobre quién pudiese ser el asesino.

Cabe señalar que todo este relato, lo realiza Francis 20 años después de salir del hospital, como una necesidad de explicar los acontecimientos de los que fue testigo. Y aquí es donde uno se pregunta ¿Qué tanto de eso sería cierto, y qué tanto sería producto de la imaginación de Pajarillo? Eso mi querido lector, así como cuántas chupadas hay que dar para llegar al chiclocentro de una TUTSI POP, NUNCA LO SABREMOS.

Es un libro que te mantiene “picado”, y que como en todas las historias de este tipo, uno saca sus propias conclusiones sobre quién pudo haber sido el asesino. Tristemente y a pesar de ver por más de 10 años CSI y demás series parecidas, no acerté con su identidad . . . 

Le doy cuatro estrellas en mi escala subjetiva, y ahora empezaré a leer “Las Hijas del Frío” de Camilla Läckberg.

Por cierto, mi propósito es publicar mínimo una reseña por mes, si usted ve que me atraso, se aceptan coscorrones y recordatorios.

Recuerde que no se cobra por comentar o compartir.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: