"Perdida" por Gillian Flynn

¡Extra, extra! ¡”La Asombrosa Amy” ha desaparecido! ¡El principal sospechoso es el esposo! ¡Extra, extra! 

Así me imagino que darían la noticia en el pequeño pueblo de Missouri donde Amy Elliot Dunne vivía junto a su marido Nick.

Como dice el encabezado, este libro habla sobre la desaparición de Amy, justo el día cuando celebra el quinto aniversario de bodas con su marido Nick. Al principio, se maneja sólo como una desaparición, pero después se convierte en un posible homicidio o por lo menos en una agresión, ya que encuentran en el piso de la cocina de su casa, rastros de sangre la cual coincide con el tipo de sangre de Amy.

Pero ¿quiénes eran Amy y Nick? Ambos eran escritores que se conocieron hace siete años, y vivían en Nueva York. Años después de que contrajeran matrimonio,  se quedaron desempleados y cuando Go, la hermana de Nick, le llama para avisarle que su mamá estaba enferma, él decide mudarse junto con su esposa a su pueblo natal para cuidar de ella. 

El día D, es decir, el día que desaparece Amy, la policía comienza a investigar interrogando en primera instancia a Nick, porque como usted sabrá, en este tipo de casos, el principal sospechoso siempre es el esposo; además, a Nick se le veía con una actitud un tanto despreocupada y su coartada no era muy firme, ya que declaró que en la mañana, después de salir de su casa donde desayunó con Amy, y antes de ir a trabajar al Bar del que era dueño, pasó unas horas en la playa descansando, sin embargo, la policía no encontró a nadie que pudiera confirmar su estancia en ese lugar.

Hasta aquí suena como a una típica novela policiaca de esas que me gustan “harto”, peeeero, ahí viene lo bueno. Este crimen, sería tratado localmente si la persona desaparecida fuera una hija de vecina, pero nooo, Amy es hasta cierto punto famosa, ya que sus papás son dos psicólogos que se volvieron ricos y famosos al escribir una serie de libros infantiles, denominados “La Asombrosa Amy”, y donde sin querer, crearon un alter ego de su hija que de una u otra manera provocó que la misma Amy utilizara a conveniencia distintos “personajes” para enfrentar su realidad. Por lo que la desparición traspasó los noticieros locales, para convertirse en noticia nacional.

Y espéreseee, pues resulta que Nick contaba con un celular, del cual no sabía en teoría su esposa, y recibía constantemente llamadas a las que no respondía porque estaba en proceso la investigación policiaca, y ahí es donde dice uno: ¡De seguro es la persona a la que le pagó para que matara a su esposa! ¡Por eso no contesta el jijo de su Punky! Pero no, cual caso digno de la señorita Laura, se descubre que Nick engañaba a Amy desde hace casi un año con una mujer mucho más joven que ella. ¡Y ágarrese!, una vecina metiche como las que hay en todo vecindario, da a conocer a la policía que Amy estaba embarazada y que a Nick no le gustaba mucho esa idea, lo cual también podría haber sido un motivo para asesinarla (¡Que pase el desgraciadoooo!).

Y como esto ya era noticia de 8 columnas, hasta una conocida presentadora que tiene un show de TV a nivel nacional, hace un programa especial del caso, culpando obviamente al desgraciadoooo de la desaparición de Amy. Pero como no hay cadáver, hasta el momento no se ha podido encarcelar a Nick.

Este historia, es a la vez narrada desde la perspectiva de Nick, y desde el punto de vista de Amy a través del diario que escribió por más de siete años, donde podemos conocer un poco más sobre el pasado de los protagonistas y las razones por las que pudieron orillar a Nick a ¡asesinar a su esposa!

Pero no se confunda mi amigo lector, que no todo es lo que parece, y el final lo va a dejar medio frustrado, medio enojado, medio confundido, no sin antes pasar por una montaña rusa de emociones. En resumen, ¿Recuerda usted la canción de Luz Casal que decía más o menos así: “Tú juegas a engañarme, yo juego a que te creas que te creo, escucho tus bobadas, acerca del amor y del deseo”? Pues téngala mucho en cuenta cuando lea este libro.

Me gustó mucho, le doy cuatro estrellas en mi escala subjetiva. Cabe mencionar que ya existe la versión cinematográfica de este libro, la cual es protagonizada por Ben Affleck… ¡Habrá que verla! Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: