"My not so perfect life" by Sophie Kinsella



¿Ha escuchado la canción “Side” del grupo escocés Travis? Me encanta el coro cuando dice: “The grass is always greener on the other side, neighbour’s got a new car that you wanna drive…” porque bueno, siempre creemos que la vida de los demás es mejor que la nuestra, y que los vecinos con el coche nuevo no tienen problemas y que son más felices que nosotros (y puede ser que sí), pero también creo que este fenómeno se ha acentuado con las redes sociales, porque estamos de acuerdo que no vamos a subir a Instagram una foto de nuestra cara al ver el estado de cuenta de la tarjeta de crédito que debemos, o un video de una discusión con nuestro cónyuge, hijo, papá, etc. Por lo regular subimos acontecimientos o actividades que nos hacen felices y por lo tanto “aparentemente” tenemos una vida bastante envidiable cuando, en términos corredores, la vida no es un sprint sino un maratón con sus altas y sus bajas…


Cat era una chica recién graduada oriunda de Birmingham, cuyo sueño siempre fue vivir en Londres y tener la vida glamorosa que, según ella, todos los londinenses tenían. Sin embargo, el cuarto que encontró dentro de un departamento que compartía con otros dos roomies se encontraba muy lejos de parecerse a los flats de Kensington o Chelsea, además que su camino al trabajo implicaba un trayecto bastante cansado en el Metro, ah pero eso sí, siempre se preocupaba de alimentar sus redes sociales con fotos de restaurantes chic (a los que no iba porque no le alcanzaba el dinero), o de comida ajena para aparentar que su vida londinense era F A B U L O S A.
Ella trabajaba en Cooper Clemmow, una agencia de publicidad donde ocupaba un puesto muy abajo dentro del escalafón, y aunque la tenían capturando información de encuestas que realizaba la agencia, ella tenía la esperanza de que algún día vieran su trabajo y aspirara a un mejor puesto.

La directora creativa de esa agencia era Demeter Farlowe, profesionista exitosa y reconocida en el medio; ganadora de diversos premios en el ámbito; esposa y mamá de dos hijos; con una casa hermosa, carro de lujo… en resumen, envidiable al 1000% por su vida perfecta. Sin embargo, también era despreciada en el trabajo por su equipo, ya que de petulante y altiva no la bajaban, aparte que se rumoraba que su puesto lo había obtenido por andar de loquilla con los altos directivos.

Cat sin embargo, a pesar de lo que decían la admiraba y pensaba en enseñarle alguna de sus ideas para que la tomara en cuenta y la incluyera en labores creativas y de diseño que es lo que ella había estudiado, sin embargo, Demeter siempre estaba absorta entre compromisos laborales y sociales por lo que no ponía mucha atención que digamos y menos en alguien muuuy por debajo de ella. Tratando de complacerla, Cat tuvo que distraer a uno de los socios en la firma para que no viera a Demeter en un estado inconveniente (se estaba pintando el pelo en la oficina porque no le dio tiempo de hacer cita en el salón de belleza). Así Cat conoce a Alex Astalis, un chico muy guapo e inteligente y de quien se enamora perdidamente. Sin embargo, esa ilusión le duró muy poco ya que a los pocos días la despidieron por un recorte que hubo en la empresa, y lo peor fue la forma, ya que la misma Demeter se encargó de darle la terrible noticia, aunque no se acordaba si ya lo había hecho o no…
Cat desilusionada con su vida, se dedicó a mandar su Curriculum a todas las agencias habidas y por haber, además de aplicar a muchas ofertas de trabajo, pero sin mucha suerte. Su papá la contactó para contarle de una nueva idea que tenía de negocio. Cabe señalar que la mamá de Cat murió cuando ella era muy pequeña, por lo que vivió gran parte de su vida sólo ella y su papá en la granja familiar, hasta que éste se casó nuevamente con una mujer centrada, Biddy,  que trataba de ordenar su vida, ya que se la vivía tratando de emprender negocios sin mucha suerte. Por tal razón cuando Cat escuchó sobre su nueva idea del millón no le prestó mucha atención, sin embargo, cuando vio que sí podía tener futuro ya que era atraer gente a la granja ofreciéndoles servicios de “glamping” (dícese acampar pero con lujo: glamorous camping) decidió involucrarse en ello, y con el pretexto que había tomado “unos meses sabáticos” (porque no podía decirles que la habían despedido, ya que era como aceptar que había fracasado), podía estar unos meses con ellos en lo que se ponía en marcha el negocio.
Sin embargo, recuerde que tarde o temprano la verdad sale a la luz, y no siempre en las circunstancias más adecuadas…
El libro, como todos los que escribe Sophie Kinsella es entretenido, “palomero”, me lo imaginaba más glamoroso de lo que es, pero cumple con el objetivo de todos los libros del género chick lit: entretener con una mezcla de drama ligero y romance.
Le doy 3 estrellas 1/4. 
Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: