"The coincidence of coconut cake" by Amy E. Reichert

Este es un claro ejemplo de cómo la portada de los libros influye en mi decisión para la elección del siguiente ejemplar a leer. ¿A poco no se le antoja, mi estimado lector, probar ese delicioso pastel de coco? A mí sí… y por eso compré el libro (jejeje).

Esta es una historia digna de una película de Nancy Meyers, donde ya te imaginas cuál será el desenlace pero quieres ver cómo se desarrolla la trama hasta llegar a ese final deseado.

Lou Johnson es una chef oriunda de Milwaukee, comprometida con un prominente abogado llamado Devlin, y dueña de un restaurante, Luella’s. Si bien, el restaurante no ha adquirido hasta el momento ninguna estrella Michelin, se ha ido consolidando en la escena gastronómica de la ciudad, haciendo que sus números ya estén en negro.

Lou decide celebrar el cumpleaños de su prometido Devlin, haciéndole su famoso pastel de coco con la receta original de su abuela, y llevándoselo por sorpresa a su departamento… pero la sorpresa se la llevó ella cuando al abrir la puerta se encontró a una asistente del despacho de Devlin en ropa interior y a su prometido también en paños menores… ¡Óigame nooooo, y ella desviviéndose por hacerle su pastel riquísimoooo, eso no se hace!

Total que Lou quedó muy decepcionada y con el ánimo por los suelos, pero por tratar de hacerse la fuerte, regresó a trabajar como cualquier otro día a su restaurante e intentó pretender que no la había afectado demasiado ¡Grave error!

Al Waters es un escritor británico que decidió salir de su país para darle un giro diferente a su vida. Estudió en el famoso colegio Eton, y su hermano se convirtió en alguien poderoso en el ámbito financiero, por lo que ya estaba harto de permanecer bajo su sombra. Aplicó para muchos trabajos en Estados Unidos, y le dieron la oportunidad en un periódico de Milwaukee donde escribiría reseñas de restaurantes. Para ello, usó un pseudónimo: A.W. Wodyski y ya se estaba creando una terrible fama por sus reseñas mordaces y crudas, producto en parte de su desánimo por su situación actual (Milwaukee no es lo que esperaba y no le agradaba mucho).

Al y Lou tropezaron por azares del destino cuando ella se dirigía a llevarle el pastel a su prometido pintacuernos. A Al le encantó Lou, y sobre todo le gustó el olor a coco que desprendía.

Y bueno, como en toda buena comedia romántica, no falta el momento dramático y de enredo,  resulta que Al, o en este caso, A.W. Wodyski, fue a Louella’s a hacer la reseña del restaurante ese fatídico día de la decepción amorosa. A Lou nada le salió bien, la comida fue un desastre, quemó varios platillos, algunos los dejó crudos, bueno ¡Fue horrible! ¡Fue horrible!

Al decidió escribir la reseña sin darle una segunda oportunidad como en teoría debía hacerse y como ya se imaginarán, destrozó la reputación del restaurante, hubo muchas cancelaciones de reservaciones, sólo pocos clientes leales seguían yendo y Lou trató por todos los medios de salvar su negocio.

En una ocasión en que Lou decidió ahogar sus penas en alcohol en uno de los bares que frecuentaba, se topó nuevamente con Al, quien no dejó pasar esa oportunidad para acercarse a ella y tratar de entablar una conversación. Lou se desahogó contándole lo desastrosa que era su vida amorosa, aunque omitió por vergüenza, decirle que su negocio estaba a punto de la quiebra. Al no le dijo tampoco a que se dedicaba, ya que en teoría era un secreto, sólo le comentó que era escritor. Hablando un poco más de otros temas, Al comentó con Lou que no estaba muy contento en Milwaukee y que la verdad no le encontraba mucho chiste a esa ciudad, por lo que Lou ofendida de que hablaran así de su territorio, ofreció ser su guía por todos los lugares que valía la pena conocer, para que de esta forma cambiara la perspectiva de su ciudad de origen.

Y bueno, ya se imaginarán, siguieron saliendo peeeero… sin hablar del tema laboral que a los dos acongojaba… ¿Sabrá Lou que gracias a la reseña de Al su negocio se está yendo a la ruina? ¿Podrá Lou salvar su restaurante? ¿Serán felices para siempre? ¿Está usted a favor del aeropuerto en Texcoco? (Ah no, perdón). Las respuestas a todas las preguntas (excepto a la última), están en el libro.

Muy al estilo de “Tienes un e-mail”, esta comedia romántica está entretenida. Me imagino perfecto su adaptación a la pantalla grande ya que tiene todos los elementos para ser protagonizada por Amy Adams o Amanda Seyfried y el papel de Al yo se lo daría a Chris Hemsworth. *suspira*
Otro detalle que vale la pena recalcar es que al ser la protagonista chef, la historia está rodeada obviamente de elementos gastronómicos y de descripción de platillos deliciosos, así que le recomiendo que al leer el libro, trate de hacerlo sin hambre o terminará leyendo en la cocina mientras sacia su antojo.

Le doy 3 7/8 estrellas y está disponible para quien guste leerlo.

Saludos.


Un comentario sobre “"The coincidence of coconut cake" by Amy E. Reichert

Agrega el tuyo

  1. Definitivamente la historia digna de romance de la pantalla grande. Y Al, digno britanico, aparte puedo imaginar perfecto su acento y porte británico. Me encantó la historia, hasta ganas de aprender a cocinar me dieron. Gracias por la recomendación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: