"Crazy Rich Asians" by Kevin Kwan

¡Y como lo prometí desde que comenzó 2018… aquí tiene amable lector la reseña número 24 del año! (Fanfarrias por favor).

Sin embargo, no sé si haya una reseña más el próximo año… Este blog lo comencé hace ya 8 “añosh” cuando era joven, bella (ahora sólo soy bella jajajaja), y no tenía 2 hermosos aunque muy traviesos críos… y ya los años pesaaaan. El motivo del blog fue compartir con cualquier incauto que se dejara, mi sentir sobre los libros que leía. Como desde el principio lo comenté, son reseñas subjetivas y muy banales. Yo no escribo sobre los recursos literarios utilizados por los escritores o el simbolismo plasmado en las historias porque yo no soy experta en literatura, sólo soy una lectora aficionada que encuentra en los libros un escape aunque sea por un rato de la realidad (que tampoco es que sea muy fea la verdad). 

Me hubiera gustado haber creado un mayor impacto con mi blog o al menos tener más interacción con las personas que amablemente me leen, pero no fue así. A veces ni mis paleros me leen jejeje, excepto mi marido, él siempre lo hace y me comenta si le gustó o no mi reseña porque sabe que si no, le va mal jajajaja. Por lo tanto, y considerando que el tiempo es el recurso más escaso con que el ser humano cuenta, me daré un descanso… seguiré leyendo, porque nada tiene que ver la magnesia con la gimnasia, ya que aunque usted no lo crea, en cada reseña dejo una parte de mi corazoncito por muy cansado que esté y creo que hasta cierto punto es en vano. 

Gracias a los que me han leído y me siguen en Facebook e Instagram, seguiré publicando lo que leo y algunas otras cosillas ad hoc al mundo de los bookworms. Si algún día escribo un libro y me vuelvo famosa (jajajaja), prometo no olvidarme de los lectores que comenzaron conmigo esta aventura y hasta los invitaré a la presentación de mi obra en Barnes & Noble en la 5ta. Avenida 😛 

Pero bueno, ya basta de cursilerías y vayamos a lo que nos truje Chencha.

Este libro me lo regaló mi amiga Ale por mi cumpleaños, cabe señalar que ella ya está leyendo el último libro de la trilogía así que ya sabe en qué termina todo el show…

Rachel Chu es una colega economista, profesora en la universidad de NY, y tiene un novio llamado Nick Young quien también es profesor en la misma universidad.

Rachel es hija de una madre soltera y estudió en buenas universidades gracias a que consiguió becas académicas, mientras que Nick es egresado de Oxford y de su familia no se sabe mucho, aún cuando llevan 2 años saliendo. Nick invita a Rachel a pasar el verano con él en Singapur, de donde es originario, ya que será el padrino de bodas de su mejor amigo Colin, y quiere aprovechar el viaje para que Rachel conozca a su familia. Rachel no está muy segura del viaje, debido a los gastos que implica y a la seriedad del asunto ¿Le pedirá matrimonio Nick una vez ya estando del otro lado del mundo?

Rachel es alentada por su mamá para aceptar viajar con su novio a Singapur, ya que es una buena oportunidad para conocer a la familia de Nick de la que casi nunca habla… ¿será que tiene orígenes humildes y por eso Nick se avergüenza de ellos?

Peeeeero, la realidad es completamente diferente… la familia de Nick es de las más adineradas en Asia, y al enterarse todo mundo por aquellos lares que iría acompañado por su novia a la boda de Colin, cual FBI tratan de averiguar los orígenes de Rachel… ¿será acaso de los Chu de Taiwán que son dueños de una fábrica de plásticos? O ¿De qué empresa es propietaria su familia?

Al llegar a Singapur después de un laaaaargo vuelo en primera clase, Rachel queda sorprendida por el nivel de lujo y ostentosidad de aquella región. En el aeropuerto son recibidos por los futuros esposos, Colin y Araminta (ah pa’ nombrecito) quienes los invitan a comer.

En este punto Rachel sigue sin sospechar nada sobre la familia de Nick, ya que en vez de hospedarse en casa de sus papás como ella pensaba, se hospedan en un hotel con el pretexto que los padres de Nick se encontraban de viaje.

Rachel tiene una amiga de la universidad, Peik Lin, que vive en Singapur y aprovecha para visitarla mientras que Nick tiene que ir a arreglar algunos detalles para la boda de Colin. Rachel queda sorprendida al conocer la casa de su amiga, ya que era muy grande y lujosa (aunque de mal gusto según mi percepción).

Esa misma noche, Rachel había sido invitada a cenar a la casa de la abuela de Nick, a lo que ella suponía una reunión íntima e informal. Sin embargo, cuando llegó a la casa de la abuela se dio cuenta de la realidad, la familia de Nick era muuuuy adinerada ya que su casa parecía un palacio (nada que ver con la casa de su amiga), y lo que suponía sería una cena íntima, se convirtió en una fiesta con la crema y nata de Singapur y regiones aledañas.

Todos en la fiesta estaban esperando a conocer a la famosa (sí, porque ya se había vuelto famosa) Rachel Chu, y aunque Rachel era muy guapa, a leguas se notaba que no encajaba con el perfil de la familia Young.

A partir de ese momento Rachel entra en shock al conocer el verdadero origen de la familia de Nick, además que se da cuenta que las apariencias engañan, porque aunque para ella Colin y Araminta parecía ser una pareja “normal” a punto de casarse, su boda era considerara como el evento del año, década y siglo de aquellos lares, por lo poderosas y adineradas que eran las familias de cada uno (haga de cuenta como una boda real para los occidentales, o la boda de Mijares y Lucerito para los mexicanos jaja).

Y aunque Nick está perdidamente enamorado de Rachel, su familia está con el “Jesús en la boca” al darse cuenta de sus orígenes plebeyos y hará todo lo posible por tratar de separarlos.

¿Logrará la familia Young su cometido? ¿Podrá salir avante el amor prohibido de Rachel y Nick aunque sean de distintas sociedades? Lea este y los otros dos libros de la trilogía para encontrar las respuestas.

A lo largo del libro, además de leer la historia de Rachel y Nick, el autor explica para los ignorantes como yo, que aunque se cree que los Chinos son nuevos ricos por el tipo de gobierno que han tenido en los últimos años, es importante diferenciar a los chinos continentales como ellos le llaman, y a los chinos que habitan en Singapur, Taiwán, Hong Kong, etc. quienes, como los Young, pertenecen a familias muy adineradas y de abolengo (aunque también hay mucho nuevo rico).

Es un libro banal, pero muy entretenido. Si quiere enterarse del chisme de la sociedad asiática, léalo pero con la advertencia que se va a sentir paupérrimo al leer sobre sus propiedades, cuentas bancarias, empresas, etc. (o al menos así me sentí yo).

Le doy 4 estrellas y otra vez muchas, muchas gracias por haberme leído durante estos 8 años.

😍

Geri.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: