“Shopaholic to the rescue” by Sophie Kinsella

Si usted estimado lector, o el amigo de un amigo, conoce a Sophie Kinsella o puede hacerle llegar un mensaje, dígale por favor que ya PARE ESTA TORTURA, que ya le dé fin a la saga tan exitosa protagonizada por Becky Bloomwood nuestra shopaholic favorita. Los últimos libros realmente ya son pura “paja” o historias de relleno que no llevan a nada sobresaliente y que sólo hacen que gaste uno su dinero y su tiempo.

Pero bueno, le cuento de qué va el libro y ya sabrá usted si lo lee o no…

El libro anterior “Shopaholic to the Stars” terminó con una nota que dejó el papá de Becky donde le hacía saber que tenía una misión que completar y que regresaría en unos días y que no intentara seguirlo. Este comportamiento fuera de lo normal, hace que la mamá de Becky viaje desde el Reino Unido hasta California, que es donde se encontraban Becky y su papá, para tratar de averiguar qué está pasando con su esposo.

La historia en esta ocasión, comienza con una expedición bastante particular que emprenden por el desierto de Nevada, Becky, Luke (su esposo), Minnie (su hija), Jane (su mamá), Janice (la vecina metiche que acompañó a su mamá), Suze (su mejor amiga) y Alicia (su archienemiga) en un Camper rentado. Lo que saben es que Tarquin, el esposo de Suze, acompañó a Graham, el papá de Becky, en su misión, y que además iban acompañados de un tal Bryce, que era una especie de “gurú” lava cerebros y del cual tenían miedo que convenciera a Tarquin para invertir en un negocio fraudulento, por tal razón, Suze los acompaña en la misión, así como Alicia, ya que Bryce trabajaba en el centro holístico y de relajación del que ella era dueña. (¿¿¿??)

Lo que lograron averiguar es que la “misión” que emprendió Graham está relacionada con un viaje que hizo de joven a Estados Unidos y en donde se hizo amigos de 3 estudiantes norteamericanos. Por tal razón, deciden buscar la dirección actual de esos amigos y visitarlos para saber si conocen el paradero del papá de Becky… y en eso se resume la historia ¡TAN, TAN!

Algunas de las cosas que caracterizaban y que hacían entretenidas las historias de Becky, eran el discurso lleno de “razones” que se inventaba para justificar sus compras sin sentido, además de las mentiras piadosas que decía y que finalmente le acarreaban problemas y enredos… y tristemente, ninguna de ellas estuvo presente en este libro, porque aparte de todo, Becky se encontraba deprimida y sus ganas por comprar se “esfumaron” (lo cual contradice hasta el título de la historia).

Lo peor de todo, es que ya leí que se publicará un nuevo libro denominado “Christmas Shopaholic”, que con todo el dolor de mi corazón NO COMPRARÉ, NI LEERÉ, porque es seguir fomentando esta saga de libros sin fin y sin sentido que algún día fue de mis favoritas…

Mi calificación subjetiva:

2ymedio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: