“The other woman” by Sandie Jones

Y usted estimado lector ¿qué se imagina al leer el título del libro? Pues que la otra mujer, ha de ser de seguro una “bitch” que anda por ahí sonsacando al marido, novio, prometido, pareja ¡PERO NO ES ASÍ!

Emily es una chica promedio, que labora en una empresa de recursos humanos. Un día como cualquier otro, conoce en un bar a un chico apuesto llamado Adam que trabaja en el sector financiero de Londres. Comienzan a salir, y aunque llevan poco tiempo de conocerse, pareciera ese tipo de relaciones que fue creada en el “cielo” donde todo va viento en popa. Tan bien se llevan, que Adam decide invitar a Emily a conocer a su mamá: Pammie.

Durante la visita todo aparenta ir muy bien. Pammie como toda mamá orgullosa, enseña a Emily el clásico álbum de fotos de la infancia de Adam. Después de avergonzar un rato a su hijo, Pammie y Adam dejan por un momento sola a Emily, quien continúa viendo el álbum hasta encontrar una foto de Adam con una mujer muy bonita que aparentemente era su novia. Al acercarse al ver la foto, además encuentra un mensaje que dice: “Rebecca, te extraño todos los días” (WHAT??).

A partir de ese momento, Emily no puede dejar de pensar en la famosa Rebecca, ¿Por qué terminarían? ¿Hay razones para preocuparse? ¿Qué pasa si reaparece en la vida de Adam? y aunque trata de tocar el tema con su novio, no le logra sacar mucha información…

Llega Navidad y Emily está deseosa de pasar las fiestas con su familia, pero también quiere estar con Adam, así que deciden que ella comería en casa de sus papás y después visitaría a Adam y Pammie sólo para tomar un refrigerio. Emily se comunica con Pammie para comentarle el plan y para que no la contemplara para la comida.

Después de una comilona navideña suficiente para usar el pantalón de embarazo de Phoebe (jajajaja), Emily llega a la casa de Pammie para tomarse a lo mucho un té con galletitas y se sorprende cuando su “suegrita” le dice que la estaban esperando para comer y que se había pasado tooodo el día cocinando suculentos platillos. Emily intentó recordarle que “sólo iba por un refrigerio” pero no encontró el momento adecuado, además que no tuvo apoyo por parte de Adam, por lo que tuvo que “volver” a comer sólo para quedar bien ante la mirada inquisidora de Pammie.

Ahí fue cuando todo le quedó claro a Emily, “la otra mujer” en su relación no era Rebecca, sino su querida suegrita, quien aprovechando su papel de madre abnegada y a la que su hijo siempre le daría la razón, haría todo lo posible por interponerse entre ella y Adam…

Me gustó la historia y aunque al final existe el famoso “plot twist” que tanto me gusta, siento que su justificación es poco creíble…

Mi calificación subjetiva:

 

3 estrellas 7 8

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: