“El laberinto de los espíritus” por Carlos Ruiz Zafón

¡Aaaaah qué cosa tan maravillosa es leer este tipo de libros! Después de la decepción sufrida con “El prisionero del cielo” esta obra es un oasis en el desierto, la última Coca Cola del estadio, el perfecto final de la saga del “Cementerio de los libros olvidados”.

El libro comienza con la reseña de la travesía de Fermín Romero de Torres hacia Barcelona, después de huir de la guerra como polizonte en un barco donde casi pierde la vida gracias a la intervención del terrible Fumero.

Una vez recuperado, decide visitar a la esposa de uno de sus amigos que falleció en batalla para darle la terrible noticia. Al llegar a su casa, se encontró con que sólo se encontraba la hija del matrimonio, Alicia, quien era cuidada por su abuela, ya que a la esposa de su amigo también se la habían llevado. Fermín trata de explicar a la familia lo que sucedió durante la guerra cuando es interrumpido por una explosión provocada por una bomba, lo cual causa que el edificio donde se encontraban esté a punto de derrumbarse. Logra huir junto con Alicia y tratan de buscar un mejor refugio corriendo a través de las azoteas de los edificios aledaños, sin embargo, otra explosión los sorprende y Alicia cae a través de la claraboya de un edificio que resulta ser el Cementerio de los Libros Olvidados. Aunque logra sobrevivir a esa terrible caída, tiene que ser operada de la cadera, provocándole un dolor permanente por el resto de sus días.

Fermín busca a Alicia por algún tiempo, pero al no dar con ella, concluye que ha muerto durante la explosión. Alicia al no contar con familiares o amigos que la reconozcan, crece en orfanatos y después se vuelve parte de una pandilla de delincuentes juveniles hasta que es reclutada por un tal Leandro, quien formaba parte de un grupo que ayudaba a la policía a investigar casos que se les complicaba resolver.

20 años transcurren desde aquel fatídico accidente donde casi pierde la vida. Alicia se encuentra actualmente en Madrid, y a punto de tener una reunión con Leandro, quien le trata de convencer de que se ocupe de un último caso, prometiéndole que después de ello, puede obtener su “libertad”. El caso en cuestión, es la investigación del paradero del Ministro Mauricio Valls, de quien sabían había salido hace días con su chofer hacia rumbo desconocido  para después desaparecer del mapa. Valls fue el director de la cárcel en el periodo en el que tanto Fermín como David Martín fueron prisioneros. Hacía tiempo comenzó a recibir amenazas anónimas las cuales pudieran estar relacionadas con esa etapa de su vida.

Alicia decide tomar el caso y le es asignado por parte de la policía a un compañero en la investigación, el capitán”Vargas”, y aunque al principio a ninguno de los dos le agrada la compañía del otro, posteriormente logran formar un buen equipo.

Durante la investigación, Alicia descubre el diario de Isabella, la mamá de Daniel Sempere, y cuya muerte se debió a que fue envenenada por Valls cuando ella trataba de buscar la manera de convencer al entonces director de la cárcel para liberar a su amigo David Martín.

En esa travesía, Alicia también se reencuentra con Fermín y con Isaac, el guardián del Cementerio de los Libros Olvidados, quien se encargó de cuidarla cuando se accidentó. Asimismo, se cierran las historias de David Martín, la familia Sempere y hasta el famosísimo Julián Carax.

Me encantó el libro, es el cierre perfecto de la saga. El personaje de Alicia con su increíble sarcasmo y su personalidad calculadora, le da un toque único a la historia, y si a esa fórmula le añadimos la grandilocuencia de Fermín Romero de Torres, y la eterna melancolía de los Sempere, tenemos como resultado una obra EXTRAORDINARIA.

Asesinatos, misterios, amor, desamor, intrigas, secretos, todo ello teniendo como escenario la fabulosa Barcelona, que he de confesar que entre esta serie de libros y las obras de Ildefonso Falcones, yo ya tengo medio pie en las Ramblas.

Definitivamente esta saga debería estar en la biblioteca de todo hogar lector (entre la Biblia y los libros de Harry Potter). Lo que recomiendo hacer es que una vez que hayan terminado de leer los 4 libros, los lean nueeevamente pero ya teniendo todo el contexto de la historia (yo prometo hacerlo eventualmente).

Aunque el libro tiene 925 páginas (al menos la edición que yo tengo), disfrutarán taaanto la historia que no lo sentirán interminable.

Mi calificación subjetiva:

 

5 y medio

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: